Celulitis: Causas, Prevención y Tratamiento

Actualizado el 23 de octubre de 2022 por Carlos José Belmonte López

La celulitis es una infección bacteriana de la piel común y a veces mortal. La piel afectada parece inflamada y enfurecida, y puede ser dolorosa y caliente al tacto. La celulitis suele afectar a la mitad inferior de la piel de las piernas, aunque también puede afectar a la cara, los brazos y otras zonas.

Se evidencia cuando la piel afectada presenta un aspecto inflamado y rojo,  además suele ser dolorosa y caliente al tacto. Generalmente, afecta en la parte inferior de las piernas, aunque también puede aparecer en el rostro, los brazos y otras zonas. 

Si esta enfermedad no se trata a tiempo, la infección se puede diseminar a los ganglios linfáticos y al torrente sanguíneo, y puede poner en peligro la vida de quien la padece. En vista de la gravedad que reviste, este artículo considera sus causas y tratamiento, para que ante su presencia se actúe con premura.

¿Qué es la celulitis infecciosa?

La celulitis infecciosa está causada por una infección bacteriana, suele afectar a las capas superiores de la piel, y como consecuencia de esto se irritan e inflaman.

Usualmente, esta infección aparece en la superficie de la piel, pero también puede afectar los tejidos interiores, y es que si no se atiende apropiadamente puede propagarse a los ganglios linfáticos y torrente sanguíneo, lo que podría ser mortal. 

Para no generar confusión, es bueno destacar que a pesar de llevar el mismo nombre, esta afección nada tiene que ver con el problema estético conocido como la celulitis común.

Síntomas de la celulitis

  • Área roja en la piel que tiende a expandirse.
  • Hinchazón.
  • Sensibilidad.
  • Dolor.
  • Sensación de calor.
  • Aturdimiento.
  • Fiebre.
  • Manchas rojas.
  • Ampollas.
  • Piel de naranja.
  • Con menos frecuencia aparecen rigidez y dificultad para mover las articulaciones o pérdida de pelo en la parte afectada.

Causas de la celulitis

Se origina cuando las bacterias, mayormente los estreptococos y estafilococos, ingresan en la piel en zonas afectadas por cirugías recientes, cortes, fracturas, quemaduras, úlceras o dermatitis. Las mordeduras de animales también pueden causarla.  

Esta infección puede producirse en cualquier parte del cuerpo, pero con más frecuencia aparece en las piernas. 

Algunos factores que hacen más propensa a una persona de padecer celulitis son estos:

  • Sistema inmunológico débil. Las patologías que debilitan el sistema inmunitario, como la diabetes, la leucemia y el SIDA, hacen que el paciente sea más susceptible a infecciones como la celulitis, tanto por la enfermedad en sí misma, como los medicamentos que se emplean para combatirlas. 
  • Enfermedades de la piel. Algunos problemas de la piel como el eczema, pie de atleta y herpes causan grietas en la piel, lo que brinda la oportunidad para que entren bacterias.
  • Antecedentes de celulitis. Si un paciente ha tenido en el pasado celulitis, aumentan las probabilidades de que vuelva a presentarla en cualquier momento de su vida.

¿Es contagiosa la celulitis?

Para tranquilidad de muchos, lo usual es que la celulitis no se contagie de persona a persona. 

Ahora bien, es posible que un paciente con celulitis contagie a otro si una cortadura abierta en su piel entra en contacto con la piel lesionada de una persona sana.

Complicaciones de la celulitis

Es de suma importancia detectar y tratar la celulitis sin dilación, debido a que esta infección se puede propagar rápidamente en todo el cuerpo.

Si el paciente tiene un sarpullido rojo, hinchado, sensible al tacto y presenta fiebre, debe acudir de inmediato al médico. 

Los episodios recurrentes, pueden dañar el sistema de drenaje linfático y provocar la hinchazón crónica de la extremidad afectada. Por otra parte, aunque no sucede a menudo, la infección puede expandirse a la capa profunda del tejido, el revestimiento de la fascia, y convertirse en fascitis necrotizante, lo cual es considerado una emergencia extrema.

Diagnóstico de la celulitis

Un médico con experiencia está en capacidad de diagnosticar la celulitis con tan solo observar en la piel señales como hinchazón, notar que el área afectada está enrojecida y caliente y que además hay inflamación de glándulas.

De acuerdo a la gravedad de los síntomas, el profesional de la salud tal vez se incline por monitorear el área afectada por algunos días, con la finalidad de ver si el enrojecimiento e hinchazón se propagan. En otros casos, tal vez opte por extraer sangre del paciente o tomar una muestra de la herida para examinar si hay bacterias.

Tratamiento de la celulitis

La celulitis infecciosa es una emergencia médica, puesto que debe ser atendida de forma rápida, para evitar que la infección se extienda hacia el torrente sanguíneo. 

El tratamiento se basa principalmente en la toma de antibióticos orales durante 7 a 14 días. Al mismo tiempo, el médico podría recetar analgésicos para calmar los dolores que causa esta afección. Podría requerir un tratamiento más largo si la infección es muy grave o si el paciente tiene un sistema inmunitario debilitado. 

En el caso de que la celulitis reaparezca, se pueden recomendar antibióticos preventivos. Mientras persisten los síntomas es preciso descansar. 

Por lo general, la celulitis desaparece de 7 a 10 días después del inicio del tratamiento. Sin embargo, es bueno destacar que aun si los síntomas mejoran antes del final del tratamiento, es fundamental tomar los antibióticos en la dosis recomendada por el médico, para garantizar que todas las bacterias se eliminen.

Prevención de la celulitis y consejos

  • Lavar una herida todos los días con agua y jabón, para evitar que entren microorganismos. 
  • Hidratar la piel con frecuencia.
  • Evitar heridas por rascarse demasiado fuerte o al cortarse las uñas.
  • Aplicar una crema o un ungüento protector en heridas superficiales.
  • Cubrir la herida con un vendaje apropiado. 
  • Las personas con diabetes o con problemas de circulación tienen que tomar precauciones adicionales para prevenir una lesión en la piel. 
  • Tratar de inmediato las infecciones en la superficie de la piel, como el pie de atleta. 

La celulitis es una patología sumamente peligrosa, pero sí se actúa con prontitud y se procura la asistencia médica, el pronóstico puede ser alentador.

4.7/5 - (4 votos)
German Fuertes Otero
German Fuertes Oterohttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11p5t5jsss
CEO en PharmaSalud.net. Licenciado en medicina por la Stanford Medicine: Stanford, California, US, Máster en University of Cambridge: Cambridge, Cambridgeshire, GB y University of Oxford: Oxford, Oxfordshire, GB. Doctorado en Harvard University Harvard Catalyst: Cambridge, MA, US

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios y la información contenida en PharmaSalud esté redactada por profesionales en medicina, recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Artículos similares
Publicidadspot_img
Otros Artículos Populares