Advil: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

4.7/5 - (3 votes)

Por lo general, cuando se está en búsqueda de un producto para tratar los síntomas del resfriado, uno de los medicamentos que con frecuencia recetan los médicos y farmacéuticos es el advil.

Las propiedades analgésicas que le confiere el ibuprofeno a este fármaco lo ha hecho muy efectivo para el tratamiento de distintas condiciones de salud que ocasionan fiebre, dolores e inflamación.

Aunque en muchas partes del mundo el advil es de venta libre, no por eso debe subestimarse sus efectos secundarios. Por tal razón, ahora conoceremos más sobre este medicamento diseñado con el fin de que el dolor sea un recuerdo lejano.  

Advil
Advil Fórmula

¿Qué es el advil?

  • Fórmula: C13H18O2
  • Masa molar: 206,29 g/mol
  • Denominación de la IUPAC: (RS)-2-(4-(2-methylpropyl)phenyl)propanoic acid
  • Número CAS: 15687-27-1
  • Punto de ebullición: 157 °C
  • Nombre comercial: Brufen, genéricos
  • Vida media: 1.8–2 horas

El Advil contiene el analgésico ibuprofeno, que forma parte de los medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroideos, el mismo grupo al que pertenecen la aspirina y el naproxeno sódico. 

Su efectividad para combatir dolores e inflamación radica en que bloquea de forma temporal la producción de las prostaglandinas en el organismo, sustancias químicas responsables del proceso inflamatorio, que ocasiona a su vez dolor y fiebre. 

Beneficios del advil

El ibuprofeno, componente del advil, que se distribuye con receta, se utiliza para aliviar los dolores, la sensibilidad, la inflamación y la rigidez ocasionados por enfermedades tales como:

  • Osteoartritis. Un tipo de artritis causada por la degradación del revestimiento de las articulaciones.
  • Artritis reumatoide. Causada por la inflamación del revestimiento de las articulaciones. 
  • Dolores leves y moderados. Produce alivio de algunas molestias, como los dolores menstruales. 

Por otro lado, el ibuprofeno de venta libre es empleado para bajar la fiebre y para aliviar dolores leves, como los siguientes: 

  • Dolores de cabeza.
  • Dolores musculares.
  • Molestias del resfriado común.
  • Dolores de dientes.
  • Dolores de espalda. 
  • Dolor e inflamación de garganta.
  • Fiebre.

¿Qué otras enfermedades pueden tratarse con este medicamento?

A veces los médicos recomiendan el uso del advil para tratar la espondilitis anquilosante, un tipo de artritis que afecta principalmente la columna vertebral. Además, en ocasiones también se indica en el tratamiento de la artritis gotosa, dolor articular originado por la acumulación de ciertas sustancias en las articulaciones.

Por otra parte, en algunas oportunidades se emplea para tratar la artritis psoriásica, una forma de artritis que ocurre junto con una enfermedad crónica de la piel, la cual provoca descamación e inflamación. 

¿Cómo se usa el advil?

El advil se puede encontrar en distintas formas, que son indicadas por los especialistas de salud para la atención de diferentes patologías, como se señala a continuación:

  • Tabletas y cápsulas. Estas típicas presentaciones se recomiendan para los mayores de 12 años, con dosis de una tableta o cápsula cada 4 a 6 horas.
  • Advil Liqui-Gels. Funciona más rápido en caso de los dolores fuertes. A los mayores de 12 años suele indicarse 1 cápsula cada 4 a 6 horas, mientras los síntomas persisten.
  • Advil Liqui-Gels Minis. Esta presentación en tabletas orales son 33 % más pequeñas que la tradicional y tienen el mismo efecto y alivio rápido para el dolor. Se recomienda para mayores de 12 años, con dosis de 1 cápsula cada 4 a 6 horas, mientras duren los síntomas.
  • Advil Film-Coated. Esta presentación al ser de acción rápida empieza a trabajar en minutos antes de que el dolor aumente, pues se  disuelve y se absorbe en poco tiempo. La dosis recomendada es de 1 cápsula de gel cada 4 a 6 horas mientras existan síntomas.
  • Advil Easy Open Arthritis. Está indicada para personas que sufren de artritis. Para mayores de 12 años se recomienda 1 cápsula cada 4 a 6 horas.

Ventajas y desventajas del advil

Los productos farmacéuticos combinados para la tos y el resfriado, entre ellos los que contienen ibuprofeno, como es el caso del advil, producen mucho alivio para ciertas condiciones de salud. No obstante, también pueden provocar efectos secundarios, por lo que no se deben emplear sin asistencia médica.

Antes de utilizar el advil hay que tener presente las siguientes ventajas y desventajas.

Ventajas del advil

  • Es un analgésico seguro y efectivo.
  • Sirve para tratar dolores e inflamación de garganta.
  • Funciona en el caso de molestias dentales.
  • Alivia los malestares asociados a la menstruación.
  • Reduce la fiebre temporalmente.
  • Ayuda a mitigar leves dolores de cabeza.
  • Se emplea a veces para tratar algunas formas de artritis.
  • Es un fármaco que puede obtenerse de forma libre o controlada.

Desventajas del advil

  • Este medicamento puede causar úlceras, sangrado o perforaciones en el estómago o el intestino.
  • Advil no debe ser administrado durante el embarazo.

Precauciones al emplear advil

Es preferible tomar advil con alimentos o con leche para prevenir el malestar estomacal. Además, se recomienda tomar en cuenta las siguientes precauciones:

  • Las tabletas masticables pueden causar ardor en la boca o la garganta. Por eso, hay que acompañar las tabletas masticables con alimentos o agua.
  • Tener precaución para administrar este medicamento en personas con las siguientes características o padecimientos: adultos mayores, personas con problemas renales, asma, presión arterial alta o enfermedades cardíacas.
  • Está contraindicado en personas con antecedentes de úlceras.
  • No administrar en caso de alérgicas al ácido acetilsalicílico.
  • No tome ibuprofeno de venta libre con ningún otro analgésico, a menos que su médico lo autorice.
  • Debe informarse el uso de Advil al médico si se va a practicar una cirugía, incluso una cirugía dental.
  • No debe consumirse alcohol durante el tratamiento, porque puede acrecentar problemas gastrointestinales.
  • Evite la combinación con productos que contengan litio, Furosemida , Aspirina, Metotrexato, Cumarina y tiazidas.
  • No es aconsejable dar ibuprofeno de venta libre a un niño con dolor de garganta intenso o persistente, o que venga acompañado de fiebre, dolor de cabeza, náuseas o vómitos. 

Efectos secundarios del advil

Si se administra de forma correcta, en armonía con las indicaciones médicas, el Advil es por lo general muy seguro. Sin embargo, se han observado efectos secundarios en una media de entre 10 y 15 de cada 100 pacientes tratados con este medicamento. Los efectos adversos más comunes son los siguientes:

  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Heces con sangre
  • Alteraciones oculares
  • Visión borrosa
  • Mareos
  • Somnolencia
  • Dolor de cabeza
  • Vértigo

El Advil se ha popularizado en los últimos años debido a que produce un alivio rápido a muchas dolencias comunes. Ahora bien, debe utilizarse bajo supervisión médica o farmacéutica, a fin de poder obtener el máximo provecho de este medicamento.

Carlos José Belmonte López
Carlos José Belmonte Lópezhttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11rcl91syn
Licenciado en farmacia por la Universidad CEU San Pablo y Máster en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Doctorado y comprometido con la Salud Humana

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios y la información contenida en PharmaSalud esté redactada por profesionales en medicina, recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Artículos similares
Comentarios
Publicidadspot_img
Otros Artículos Populares