Alopurinol: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

4.8/5 - (26 votos)

Ataques repentinos de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensación de que el dedo gordo del pie está en llamas, la articulación afectada se torna caliente y tan sensible que hasta el peso de la sábana puede parecer intolerable, ¿qué diagnóstico se daría para esto? Pueden ser síntomas inequívocos de gota, una forma de artritis. Esta dolorosa enfermedad suele prevenirse con el alopurinol.

Puesto que esta patología se produce por la formación de cristales de una sal del ácido úrico en los tejidos, más frecuentemente en las articulaciones, las propiedades de este fármaco han resultado muy efectivas para evitar la gota.

Sin embargo, este es solo uno de los tantos beneficios de este medicamento, cuyas propiedades y usos se conocerán mejor en este artículo. 

Fórmula de Alopurinol

¿Qué es el alopurinol?

  • Fórmula: C5H4N4O
  • Masa molar: 136,112 g/mol
  • Número CAS: 315-30-0
  • Peso mol.: 136.112
  • DrugBank: DB00437

El alopurinol pertenece a un grupo de medicamentos llamados inhibidores enzimáticos, los cuales actúan controlando la velocidad a la que un determinado proceso químico ocurre en el cuerpo. En este caso, lo que se produce es una disminución del nivel de ácido úrico en plasma y en orina.

Sobre este particular, el alopurinol y su metabolito activo el oxipurinol, influyen sobre el catabolismo de las purinas, reduciendo así la producción de ácido úrico mediante la inhibición de la xantina oxidasa, la enzima que cataliza la oxidación de hipoxantina y xantina a ácido úrico, disminuyendo de esta forma la concentración de urato en plasma y orina. 

¿Qué beneficios aporta el alopurinol?

Este medicamento forma parte del tratamiento de elección que se utiliza para situaciones producidas por el exceso de ácido úrico en el organismo

El alopurinol se emplea para mejorar o prevenir enfermedades como las siguientes:

  • Gota idiopática y gota juvenil familiar.
  • Litiasis por ácido úrico y litiasis renal mixta recurrente de oxalato cálcico.
  • Nefropatía aguda por ácido úrico.
  • Enfermedad neoplásica y mieloproliferativa con alta frecuencia de recambio celular. 
  • Alteraciones enzimáticas en el metabolismo de las purinas.
  • Tratamiento de los cálculos renales.
  • Se usa para reducir niveles de ácido úrico en pacientes que reciben tratamiento para el cáncer.

¿Cómo se administra el alopurinol?

La vía de administración más común del alopurinol es la oral, en vista de que este viene envasado en forma de tabletas, mientras que, se reserva la vía intravenosa para la prevención del síndrome de lisis tumoral, en el caso de pacientes que no toleran la vía oral.

La administración de los comprimidos enteros es preferible hacerla después de las comidas, una vez al día, con abundante líquido. A este respecto, es fundamental seguir cuidadosamente las instrucciones suministradas por el médico o farmacéutico y usar el medicamento exactamente como lo indiquen. 

¿Cuáles son las dosis recomendadas de alopurinol?

Los especialistas médicos procuran ajustar las dosis mediante el control, a intervalos adecuados, de las concentraciones séricas y urinarias de ácido úrico, que varían según la edad, con lo que se intenta mantener la dosis de alopurinol en el rango menor posible.

En sentido general, la dosis recomendada en adultos es:

  • 100 a 200 mg al día, en alteraciones leves.
  • 300 a 600 mg (1-2 comprimidos) al día, en alteraciones moderadamente graves.
  • 700 a 900 mg (2-3 comprimidos) al día, en alteraciones graves.

Por otro lado, la Asociación Española de Pediatría hace las siguientes observaciones sobre el uso del alopurinol en pacientes pediátricos:

  • Por peso. 10-20 mg/kg/día. Cada 8 horas (dosis máxima: 800 mg/día).
  • Por superficie corporal. 50-100 mg/m2. Cada 8 horas (dosis máxima: 300-450 mg/m2/día).
  • Por edad. <6 años: 150 mg/día; de 6 a 10 años: 300 mg/día y >10 años y adolescentes: 600-800 mg/día, en 2 o 3 dosis.
  • Vía intravenosa. Niños y adolescentes. 200-400 mg/m2/día, en 1 o varias dosis cada 6, 8 o 12 horas, con un máximo de 600 mg diario.

Ventajas y desventajas del alopurinol

Desde 1964 se ha estado comercializando el alopurinol como medicamento para atender distintas afecciones relacionadas con altos niveles de ácido úrico en el organismo.

Aunque ha llegado a ser un fármaco muy popular en buena parte del mundo, debe administrarse de forma responsable a juicio del facultativo, para gozar de las ventajas que aporta a la salud y evitar las desventajas de emplearlo inapropiadamente.

Ventajas del alopurinol

  • Se ha empleado por décadas para prevenir la gota.
  • Algunas veces puede usarse para el tratamiento de los cálculos renales.
  • Puede reducir los niveles de ácido úrico en pacientes que reciben tratamientos oncológicos.
  • Es efectivo para tratar la litiasis por ácido úrico.
  • Forma parte de los medicamentos que se usan a menudo para atender la nefropatía aguda por ácido úrico. 

Desventajas del alopurinol

  • No se recomienda su consumo durante el embarazo o la lactancia.
  • Puede generar reacciones cutáneas severas.

Precauciones al usar el alopurinol

Como sucede con todos los productos farmacológicos, este medicamento debe ser administrado siguiendo estrictamente las instrucciones médicas, con la finalidad de prevenir consecuencias negativas. 

Entre las precauciones que deben tomarse al consumir el alopurinol, se podrían mencionar:

  • Puesto que se han observado valores elevados de tirotropina después de un tratamiento prolongado con alopurinol, debe administrarse con precaución en pacientes con disfunción tiroidea.
  • Las formulaciones habituales de alopurinol contienen lactosa, por lo que los pacientes con intolerancia hereditaria a la galactosa, deficiencia total de lactosa o problemas de absorción de glucosa o galactosa no deben tomar este medicamento.
  • Antes de iniciar el tratamiento con este medicamento, hay que mencionarle al doctor o al farmacéutico, qué medicamentos con y sin prescripción se está tomando, como por ejemplo, vitaminas, suplementos nutricionales y productos fabricados a base de hierbas. 
  • Decirle al médico si padece o alguna vez ha tenido insuficiencia renal o problemas cardíacos o hepáticos.
  • Este medicamento puede provocar somnolencia, así que no debe conducir automóviles, ni manejar maquinarias pesadas después de consumirlo.
  • El alcohol puede reducir la eficacia de este medicamento.

Efectos secundarios del alopurinol

Como es probable que el alopurinol provoque efectos secundarios, es muy importante que se utilice solo si se cuenta con prescripción médica. Entre los efectos adversos que puede producir se encuentran estos:

  • Malestar estomacal
  • Diarrea
  • Somnolencia
  • Erupciones cutáneas
  • Dolor al orinar
  • Sangre en la orina
  • Irritación en los ojos
  • Inflamación de los labios o la boca
  • Fiebre 
  • Dolor de garganta

Por más de cinco décadas, el alopurinol ha impartido salud a millones de personas que experimentan los dolores que producen los altos niveles de ácido úrico en las articulaciones. 

Carlos José Belmonte Lópezhttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11rcl91syn
Licenciado en farmacia por la Universidad CEU San Pablo y Máster en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Doctorado y comprometido con la Salud Humana

Artículos similares

Comentarios

Publicidadspot_img

Instagram

Populares