Cialis: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

4.8/5 - (13 votos)

Entre los padecimientos que más daño causan al hombre, sobre todo en sentido emocional, está la disfunción eréctil. Y ni hablar de los efectos que causa en su relación de pareja. Es por ese motivo que medicamentos como Cialis son de gran utilidad en este delicado e importante asunto.

En este artículo mencionaremos todo lo relacionado con este fármaco. Así se podrá hacer uso de él de manera efectiva y segura.

Cialis
Cialis Fórmula

¿Qué es cialis?

  • Fórmula: C22H19N3O4
  • Nombre comercial: Cialis
  • Vida media: 17,5 horas
  • Metabolismo: CYP3A4 (Hepático)
  • Peso mol.: 389,404 g/mol
  • Biodisponibilidad: Varía
  • Estado legal: ℞-Receta requerida

Cialis es uno de los fármacos, con aprobación de la FDA, usados para mejorar la disfunción eréctil. Tiene gran similitud con otros medicamentos diseñados para ese propósito, con la diferencia de que su efecto puede alcanzar hasta más de un día de duración.

La fórmula química de cialis es C22H19N3O4. También es conocido como tadalafilo o tadalafil. Este medicamento apareció en el mercado para el año 2003, solo 5 años después que el primer fármaco usado para tratar la disfunción eréctil. Aunque su nombre varía de un país a otro, el nombre comercial principal es cialis.

¿Cómo se usa cialis?

Aunque se asocia principalmente con el tratamiento de la disfunción eréctil, las características de cialis permiten utilizarlo ante otras afecciones. Diferentes organizaciones médicas destacan sus usos principales.

Para corregir la disfunción eréctil

El efecto positivo de cialis en la erección se debe a que inhibe una enzima conocida como PDE5. Esto permite una mayor circulación de sangre hacia el pene, favoreciendo su erección. Se debe ingerir poco antes de la actividad sexual. 

 La dosis de cialis a ingerir es de 1 tableta al día como máximo. La FDA aprobó su uso, siempre y cuando se respetara esta cantidad. Esto lo diferencia de los demás medicamentos usados para curar la disfunción eréctil. También, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios señala las cantidades, en miligramos, según la gravedad de la afección.

  • Padecimiento temporal. Una tableta de 10 o 20 mg al día. Entre 4 y 8 pastillas.
  • Padecimiento continuado. Una tableta de 5 mg al día durante un mes. La Comisión Europea, encargada de evaluar los riesgos de su uso, sugiere solo 2,5 mg diarios.

Para tratar la hipertensión pulmonar

Además de contribuir eficazmente a mejorar la disfunción eréctil, cialis también se usa para corregir, o al menos controlar, la hipertensión arterial de los pulmones. Luego de varios estudios clínicos, se concedió el permiso de las diferentes agencias medicinales para este uso. 

Aunque el médico será quien determine la dosis a ingerir, en algunos lugares se usan 3 tabletas de 5 mg al día y, en otros, hasta 40 mg para disminuir la presión arterial. La cantidad dependerá de diversos factores.

Para controlar la HPB

Algunos hombres sufren de HPB. Se trata de una afección que agranda el tamaño de la próstata y puede causar diferentes síntomas negativos. La FDA también aprobó el uso de cialis en el tratamiento de esta afección, así como para los síntomas que causa. La dosis puede variar dependiendo de la gravedad del padecimiento.

Precauciones al usar cialis

Al decidir si usar cialis se han de tomar en cuenta algunas recomendaciones. Seguirlas puede hacer la diferencia entre obtener provecho de su uso o no. Los expertos en medicina señalan las siguientes.

Conocer su contenido

Para evitar reacciones alérgicas, los médicos animan a los pacientes a conocer bien cada uno de los elementos de cialis. Además, recomiendan que, incluso cuando la cantidad de un elemento sea muy pequeña, no se use en caso de ser alérgico.

No usar máquinas

Cialis pudiera causar efectos secundarios. Algunos pueden afectar considerablemente la capacidad de coordinación mental y física. Por tal razón, se ha de evitar al máximo posible la conducción de vehículos durante su uso. Ahora bien, estos síntomas no afectan a todas las personas, por lo que su aplicación dependerá del efecto de cialis en cada uno.

Mantener informado al médico

El experto en salud siempre debe estar al tanto de los efectos que cause el consumo de cialis. También, antes de iniciar su consumo, se debe informar al médico cuáles son los fármacos que ha usado recientemente, o está usando. Especialmente si se trata de algún AINE. Cialis puede afectar considerablemente el desempeño de otros medicamentos.

Limpieza física

Al usar Cialis se puede perder cierta capacidad para hacer frente a virus o bacterias. A fin de evitar este riesgo, los expertos recomiendan mantener una buena higiene, tanto personal como en el hogar. Además, se debe evitar contacto con personas que no sigan estas normas o que presenten síntomas de alguna enfermedad.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Cialis puede generar diferentes efectos secundarios al usarlo. La Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. destaca los siguientes. 

  • Malestares estomacales. Puede haber náuseas, mareos, síntomas relacionados con la gastritis y diarrea, aunque este último es poco frecuente.
  • Dolor. Se puede presentar en diferentes partes del cuerpo, como el estómago, los músculos, el pecho y las extremidades.
  • Problemas en la vista. Algunas personas han experimentado ceguera temporal. En otras ocasiones la visión se vuelve borrosa o hay dificultad para distinguir los colores.
  • Problemas auditivos. Se pierde la capacidad de oír por algunos periodos. También hay zumbidos en los oídos.
  • Reacción alérgica. Algunas personas han experimentado síntomas similares a los causados por una reacción alérgica.

La mayoría de los síntomas suelen desaparecer tras unas horas. No obstante, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios informó que, de presentar pérdida de la vista o audición, se debe acudir al médico de inmediato. También especificó cuáles personas no deben hacer uso de cialis. Son los siguientes grupos.

  • Mujeres. Salvo muy pocas excepciones, este medicamento solo debe ser administrado en hombres. El médico será quien decida cuándo usarlo.
  • Menores de edad. Bajo ninguna circunstancia se debe administrar en menores de edad.
  • Alérgicos a sus componentes. Dado que los riesgos son mayores a los beneficios, en este caso particular no se debe usar.

La intimidad es una de las cosas más importantes en la vida de pareja. Gracias a cialis, o tadalafil, problemas como la disfunción eréctil se pueden corregir.

Carlos José Belmonte Lópezhttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11rcl91syn
Licenciado en farmacia por la Universidad CEU San Pablo y Máster en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Doctorado y comprometido con la Salud Humana

Artículos similares

Comentarios

Publicidadspot_img

Instagram

Populares