Citalopram: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

5/5 - (21 votos)

Uno de los elementos más importantes para el funcionamiento del sistema cardiovascular es la serotonina. Esta es producida por el mismo cuerpo. Pero, debido a diferentes afecciones podría disminuir su cantidad. Es por eso que se han fabricado algunos medicamentos que controlan su presencia. Uno de ellos es citalopram.

En este artículo vamos a señalar los beneficios que se pueden obtener al consumir este fármaco. Además, vamos a conocer cuáles son los riesgos, si los hay, relacionados con su ingesta.

Citalopram
Citalopram

¿Qué es citalopram?

  • Masa molar: 324,392 g/mol
  • Nombre comercial: Ver listaCelexa®, Seropram®; Talpram®; Prisdal®; Zentius®; Cipramil®
  • Vida media: 35 h
  • Fórmula: C20H21N2FO
  • (RS)-1–1- (4-fluorofenil)-1,3-dihidroisobenzofurano-5-carbonitrilo: (RS)-1–1-; (4-fluorofenil)-1,3-dihidroisobenzofurano-5-carbonitrilo
  • Peso mol.: 324.392 g/mol
  • Excreción: Sobre todo como citalopram, en parte DCT y rastros no metabolizados de DDCT en la orina

El citalopram es un medicamento que forma parte del grupo de los ISRS. Esto quiere decir que inhibe al cuerpo de un proceso conocido como recaptación de serotonina. Gracias a este mecanismo es posible mantener la cantidad adecuada de este elemento en el cerebro.

La serotonina es vital para que las funciones cerebrales se realicen con normalidad. Además de impedir su eliminación, se ha descubierto que el citalopram puede estimular la producción de esta. Debido a que una de las principales atribuciones de la serotonina es disminuir la depresión, resulta beneficioso para los pacientes que la padecen el consumo de citalopram. 

Su creación fue para el año 1989. Desde entonces ha sido usado en una gran cantidad de tratamientos relacionados con afecciones del sistema nervioso. Al tratarse de un compuesto químico, se puede elaborar dentro de un laboratorio. La fórmula química es C20H21N2FO.

¿Cómo se usa citalopram?

Una vez consumido, el efecto del citalopram puede tardar unas 4 horas. Aun así, su biodisponibilidad es del 80%, en la mayoría de los casos. Luego de un día y medio dentro del cuerpo, ya habrá cumplido su función. En  ese momento el mismo organismo lo expulsa de forma natural. Se puede obtener citalopram tanto en tabletas como en solución, para ser usados vía oral. 

La Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. menciona algunos puntos a considerar con relación a su uso. Por ejemplo, la dosis no debe superar los 20 mg diarios, salvo indicación médica. Los resultados positivos pueden aparecer hasta un mes después de iniciado el tratamiento, el cual se debe completar siempre. También resalta los resultados ante diferentes padecimientos.

Depresión y afecciones similares

El citalopram está indicado principalmente para controlar cuadros de depresión. También está indicado en pacientes que presenten ansiedad social, pánico y TOC. Debido al fuerte efecto que causa al ingerirlo, es obligatorio que un especialista de la salud sea quien lo prescriba. Los buenos resultados, tanto en estudios, como en personas, lo avalan como una excelente opción.

Alzheimer

Luego de dos experimentos realizados en el año 2014, primero en ratones y luego en personas, se obtuvo una reducción de más del 37% del elemento considerado el principal responsable de la aparición de alzhéimer. Aun así, las organizaciones médicas reconocidas a nivel mundial, como la OPS y la OMS señalan que se requieren más estudios en esta área.

Autismo

En el año 2009 se realizó un estudio a fin de determinar si el citalopram mejoraba la salud de los niños autistas. Tristemente, los resultados no fueron positivos. Al contrario, se observaron muchos efectos secundarios negativos. Por esa razón fue descartado para las personas con esta condición.

Otras afecciones

Se ha usado citalopram para tratar una gran variedad de problemas de salud, entre estos; migraña, eyaculación precoz y diabetes asociada al funcionamiento del sistema nervioso. Pero, en cada uno de estos casos se encontraron mejores opciones farmacéuticas.

Precauciones al usar citalopram

Tal como se haría con cualquier otro medicamento, es necesario tomar las precauciones necesarias para no correr riesgos al usar citalopram. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios menciona algunas de estas medidas.

  • Atención médica. Es necesario acudir al médico antes de iniciar el tratamiento con citalopram. Debe ser uno de ellos quien los prescriba.
  • Conocer el fármaco. Dado que posee muchos componentes, es necesario leer la etiqueta e investigar de ser necesario. Así se evita el riesgo de reacciones alérgicas.
  • Padecimientos. Algunas enfermedades podrían agravarse si se consume citalopram. El médico debe estar informado de todas sus afecciones.
  • Dosis. Es de suma importancia no cambiar la cantidad prescrita en ningún momento. Las instrucciones del médico se han de respetar al pie de la letra.
  • Combinación con otros fármacos. El médico debe conocer qué fármacos ha consumido, o está consumiendo. Algunos pueden alterar el efecto del citalopram, como los IMAO.
  • Operación de máquinas. Es recomendable no conducir ninguna clase de vehículo durante el tratamiento.
  • Cepillarse. Como el citalopram reseca la boca, podría causar caries. La recomendación médica es cepillar los dientes con más frecuencia. 
  • Modo de ingesta. Debido a su tamaño, siempre se deben consumir junto con agua. No se recomienda morder la pastilla.

Efectos secundarios y contraindicaciones del citalopram

El citalopram puede causar varios efectos negativos tras su ingesta. En este sentido, diferentes organizaciones de salud de Estados Unidos y Europa concuerdan en los mencionados a continuación.

  • Problemas mentales. Algunas personas han presentado confusión, agitación, ansiedad, alucinaciones o nerviosismo.
  • Afecciones musculares. Se presentan temblores, dolores en las articulaciones y sensación de adormecimiento de algunas partes del cuerpo.
  • Malestar general. Algunos pacientes sufren de mareos, vómitos, diarreas y cansancio extremo. 
  • Problemas de la piel. Suelen aparecer erupciones y picazón, incluso en el rostro. 
  • Problemas estomacales. Puede haber inapetencia, úlceras y hemorragia.

Puede pasar que algunas personas adelgacen durante el tratamiento, mientras que otras aumenten de peso. Esto dependerá de si hay inapetencia o no. También tiene relación con la condición de salud de la persona, por ejemplo, si tiene otros padecimientos. En el caso de algunos siguientes grupos de personas, este medicamento está contraindicado.

  • Menores de edad. Este fármaco puede tener reacciones contrarias a las esperadas en ellos. Se han reportado casos de pensamientos suicidas tras su consumo.
  • Embarazadas. Con la finalidad de proteger al feto, se debe suspender su uso durante el embarazo. Igual de riesgoso es para los lactantes.
  • Alérgicos. Cualquier persona alérgica a sus componentes debe evitarlo.

Siguiendo las recomendaciones médicas se puede obtener mucho beneficio del citalopram. Su uso ha sido comprobado por diferentes instituciones de salud.

Carlos José Belmonte Lópezhttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11rcl91syn
Licenciado en farmacia por la Universidad CEU San Pablo y Máster en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Doctorado y comprometido con la Salud Humana

Artículos similares

Comentarios

Publicidadspot_img

Instagram

Populares