Levofloxacino: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

4.7/5 - (33 votos)

El levofloxacino está en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud. Eso por sí mismo habla de la importancia que reviste este antibiótico.

Indicado con frecuencia para tratar severas infecciones respiratorias y urinarias, cada vez está cobrando más auge dado los buenos resultados que se logran cuando se administra a los pacientes que lo requieren.

Lo más probable es que hayas escuchado mencionar el levofloxacino alguna vez. Pues bien, ha llegado el momento de conocer al medicamento tras ese nombre, develar sus beneficios, usos y precauciones al emplearlo.  

levofloxacino
Fórmula del levofloxacino

¿Qué es el levofloxacino?

  • Fórmula: C18H20FN3O4
  • Vida media: 6-8 horas​
  • Metabolismo: Renal
  • Cat. embarazo: C EE. UU.
  • Peso mol.: 361.368 g/mol
  • Vías de adm.: Oral, IV y oftálmica
  • Excreción: Urinaria

El levofloxacino es un antibiótico que pertenece a una clase llamada fluoroquinolonas, ha demostrado su efectividad frente a microorganismos gramnegativos y grampositivos, aunque tiene una actividad moderada frente a anaerobios.

La levofloxacina es eficaz para combatir una serie de infecciones producidas por muchos gérmenes como el staphylococcus aureus, streptococcus pneumoniae, streptococcus pyogenes, enterobacter cloacae, escherichia coli, haemophilus spp., klebsiella pneumoniae, legionella pneumophila, moraxella catarrhalis y proteus mirabilis. 

¿Cómo beneficia la salud el uso del levofloxacino?

El levofloxacino cuenta con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos para el tratamiento de ciertas infecciones.

Entre las aplicaciones médicas que se dan al levofloxacino se encuentran estas:

  • Infecciones respiratorias. Tales como: exacerbación aguda de bronquitis crónica, neumonía adquirida en comunidad y sinusitis bacteriana aguda, pero no funciona para combatir resfriados, influenza u otras infecciones virales. 
  • Infecciones del tracto urinario. Entre ellas la prostatitis bacteriana crónica, cistitis no complicadas y la pielonefritis.
  • Infecciones en la piel y tejidos blandos. Tal es el caso de los abscesos, celulitis y manchas rojas en la cara con presencia de fiebre.
  • Otros usos. En ocasiones se emplea para tratar la endocarditis, una infección de las válvulas y el revestimiento del corazón, algunas enfermedades de transmisión sexual, infección por salmonella, tuberculosis y la diarrea del viajero. También se emplea para tratamiento y profilaxis tras inhalación de ántrax.

¿Cómo se usa el levofloxacino?

Aunque usualmente este medicamento se toma una vez al día, la duración del tratamiento y las dosis dependerá del tipo de infección que se combata. Por eso, es imperioso seguir las instrucciones médicas.

Este fármaco se encuentra disponible en formatos de tabletas, solución para tomar por vía oral y suspensión inyectable, con las siguientes características:  

  • Tabletas. La tableta se puede tomar con o sin alimentos. Se consigue en concentraciones de 250 mg, 500 mg y 750 mg, en presentación de cajas con 1, 3, 5, 7, 10, 14, 20, 24 y 30 piezas. Las marcas comerciales más populares son: Elequine, Lefloxin, Flevox, Bredelin y Tavanic.
  • Solución oral. Se debe tomar 1 o 2 horas antes de comer.
  • Suspensión inyectable. En concentraciones de 500 mg, 750 mg en 20 ml, 30 ml, en envases con 1, 3 y 6 ampollas. Se administra mediante perfusión intravenosa lenta una o dos veces al día. Se encuentran disponibles bajo marcas comerciales como: Tavanic, Elequine y Bredelin.

¿Cuántos días se puede tomar levofloxacino?

Como referencia, a continuación se señala la posología y forma de administración según la gravedad de algunas enfermedades:

  • Infecciones complicadas del tracto urinario. Se recomienda administrar 500 mg una vez al día, por un espacio de tiempo de 7 a 14 días.
  • Cistitis no complicadas. La recomendación es consumir 250 mg una vez al día, por un lapso de 3 días
  • Prostatitis bacteriana crónica. Se sugiere tomar 500 mg una vez al día, por 28 días.
  • Sinusitis bacteriana aguda. Tomar 500 mg una vez al día, de 10 a 14 días
  • Exacerbación bacteriana aguda de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Ingerir 500 mg una vez al día, de 7 a 10 días.
  • Neumonía adquirida en la comunidad. Se sugiere tomar 500 mg una o dos veces al día, por 7 a 14 días.
  • Pielonefritis aguda. Se recomienda tomar 500 mg una vez al día, por 7 a 10 días.
  • Ántrax por inhalación. Suele indicarse 500 mg una vez al día, por 8 semanas.

La Asociación Española de Pediatría hace las siguientes recomendaciones: 

  • Vía oral o intravenosa. Durante 7 a 14 días.
  • Lactantes >6 meses y niños <5 años. 10 mg/kg cada 12 horas (oral o intravenosas).
  • Niños >5 años. 10 mg/kg/dosis cada 24 horas, con dosis máxima 750 mg por día.

Ventajas y desventajas del levofloxacino

Los antibióticos como el levofloxacino mejoran la calidad de vida de las personas que pasan por la ingrata experiencia de padecer enfermedades infecciosas.

Sin embargo, en vista de que la automedicación nunca es un buen recurso, es preciso buscar orientación de un médico o de un farmacéutico antes de emplear el levofloxacino. Las ventajas y desventajas de su uso se exponen a continuación.

Ventajas del levofloxacino

  • Es un medicamento de fácil acceso.
  • Es efectivo para mejorar algunas infecciones respiratorias graves.
  • Se usa con éxito para tratar infecciones urinarias.
  • Ha demostrado su efectividad para la atención de algunas infecciones de la piel y tejidos blandos. 
  • Se aprueba su uso moderado y bajo supervisión médica en pacientes pediátricos.

Desventajas del levofloxacino

  • Las quinolonas, como el levofloxacino, pueden causar reacciones de fotosensibilidad en algunos pacientes.
  • En algunas personas, el tratamiento con quinolonas puede provocar convulsiones.

Precauciones al usar el levofloxacino

Aunque se perciban beneficios de este medicamento, hay algunas  precauciones a tomar en cuenta si va a recibir tratamiento con levofloxacino, por ejemplo:

  • Como el tratamiento con quinolonas puede provocar convulsiones, debe utilizarse con precaución en pacientes con trastornos del sistema nervioso central.
  • Hay que evitar la exposición a radiaciones ultravioletas, la luz solar intensa o de manera prolongada durante el tratamiento con este medicamento.
  • Los pacientes con deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa son propensos a sufrir reacciones hemolíticas al ser tratados con quinolonas.
  • Se recomienda diferir alrededor de 2 horas entre la administración de antiácidos con magnesio o aluminio, comprimidos de didanosina, sucralfato y agentes con hierro o zinc y la administración de levofloxacino.
  • Puede disminuir el umbral convulsivo si se administra en combinación con teofilina, antiinflamatorios no esteroideos u otros fármacos proconvulsivantes.

Efectos secundarios del levofloxacino

Los efectos adversos que el levofloxacino puede producir son:

  • Náuseas 
  • Vómitos 
  • Dolor abdominal 
  • Diarrea
  • Aumento de transaminasas
  • Mareos  
  • Convulsiones
  • Fotosensibilidad

Las enfermedades causadas por microorganismos continúan segando vidas por todo el mundo. Afortunadamente, medicamentos como el levofloxacino han demostrado su eficacia para el combate de estas patologías.

German Fuertes Oterohttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11p5t5jsss
CEO en PharmaSalud.net. Licenciado en medicina por la Stanford Medicine: Stanford, California, US, Máster en University of Cambridge: Cambridge, Cambridgeshire, GB y University of Oxford: Oxford, Oxfordshire, GB. Doctorado en Harvard University Harvard Catalyst: Cambridge, MA, US

Artículos similares

Comentarios

Publicidadspot_img

Instagram

Populares