Losartán: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

4.8/5 - (41 votos)

En muchas guías de práctica clínica de todo el mundo se incluye el losartán como parte de los tratamientos establecidos. En la actualidad, también forma parte de la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, un conjunto de medicamentos efectivos y seguros que se requieren en un sistema de salud.

El nombre losartán es muy conocido entre los pacientes hipertensos. Pero sus beneficios terapéuticos no se supeditan solo a este tipo de patología, sino que tiene un radio de acción más amplio.

Estudiar el mecanismo de acción de este medicamento, sus aplicaciones y modo correcto de uso convencerá aún más de su enorme utilidad.

Losartán
Losartán

¿Qué es el losartán?

  • Fórmula: C22H23ClN6O
  • Número CAS: 114798-26-4
  • Nombre comercial: Cozaar
  • Vida media: 1,5-2 horas
  • Metabolismo: Hepático (CYP2C9, CYP3A4)
  • Biodisponibilidad: 25–35%
  • Solubilidad en agua: 0,00082 mg/mL (20 °C)

El losartán forma parte de una clase de medicamentos llamados antagonistas del receptor de la angiotensina II.

Este tipo de fármacos actúa bloqueando la acción de determinadas sustancias naturales que contraen los vasos sanguíneos, lo que permite que estos se relajen, la sangre circule mejor, el corazón bombee con mayor eficiencia y disminuye la presión arterial.

¿Qué beneficios se derivan del uso del losartán?

El losartán solo o en combinación con otros medicamentos se emplea para tratar varias enfermedades.

Su comprobada eficacia le ha llevado a ocupar un sitial de honor entre los medicamentos antihipertensivos, siendo referencia en los tratamientos indicados por profesionales de la salud de todo el mundo.

A continuación se conocerá más sobre los beneficios terapéuticos que aporta este afamado fármaco.

Sirve para tratar la presión arterial alta

Si no se atiende apropiadamente la presión arterial alta, esta se convierte en detonante de enfermedades que pueden causar daños en el cerebro, el corazón, los vasos sanguíneos y los riñones.

Losartán es usado con frecuencia en el tratamiento de la hipertensión en adultos y niños mayores de 6 años de edad, en vista de que, provoca la dilatación de los vasos sanguíneos, facilita el paso de sangre y reduce la presión ejercida en las arterias.

Se usa para disminuir riesgos de accidente cerebrovascular

El losartán también se usa con frecuencia para disminuir el riesgo de accidente cerebrovascular en pacientes que tienen presión arterial alta y que padecen de hipertrofia ventricular izquierda, patología caracterizada por el aumento del tamaño de las paredes del lado izquierdo del corazón.

Se emplea con éxito en pacientes diabéticos con problemas renales

Otro uso que suele dársele a este medicamento es para tratar enfermedades renales en personas que tienen diabetes tipo 2, porque ha demostrado su efectividad para retrasar la progresión de la nefropatía diabética.

Reduce los niveles de ácido úrico en la sangre

Como el losartán también es un uricosúrico, bloquea la absorción de ácido úrico en las células, dejando así más cantidad disponible en el torrente sanguíneo para ser filtrada y excretada por los riñones a través de la orina, reduciendo de esta forma la concentración de ácido úrico en el plasma sanguíneo.

¿Cómo se usa el losartán?

En primer lugar, es preciso establecer que el losartán sirve para controlar la presión arterial alta, más no la cura. Es muy probable que tras la primera semana de tratamiento la presión arterial disminuya, pero tal vez haya que esperar de 3 a 6 semanas para evidenciar mayores beneficios.

La presentación del losartán que se consigue en farmacias es en tabletas para administrarse por vía oral, y por lo general, se toma una o dos veces al día, con o sin alimentos.

«Las recomendaciones actuales sobre el tratamiento de la hipertensión no mencionan ninguna preferencia sobre cuándo administrar los tratamientos. La recomendación más frecuente es la de tomarla por la mañana, ya que los médicos se basan en la meta equivocada de reducir los niveles de presión sanguínea matutinos», dice Ramón Hermida, director de los laboratorios de Bioingeniería y Cronobiología de la Universidad de Vigo.

Sin embargo, el Ensayo de Cronoterapia Hygia, un estudio realizado con 19.084 pacientes y por espacio de seis años, demostró que se obtenían mejores resultados si se consumía estos medicamentos antes de acostarse. En todo caso, siempre debe consultarse la opinión experta de un médico o farmacéutico.

¿Qué dosis de losartán debería usar?

La dosis adecuada de losartán puede variar para cada paciente. A continuación se señalan las indicaciones más frecuentes:

  • Tratamiento de la hipertensión. Se sugiere una dosis inicial de 50 mg al día. La dosis máxima es de 100 mg diarios.
  • Tratamiento de la insuficiencia cardíaca. La dosis inicial es de 12,5 mg al día y una dosis de mantenimiento de 50 mg al día.
  • Nefropatía diabética. La dosis inicial es de 50 mg al día, siendo lo máximo a administrar 100 mg al día.
  • Prevención de accidente cerebrovascular. La dosis inicial es de 50 mg al día, pudiéndose administrar como máximo 100 mg al día.
  • Por otra parte, la Asociación Española de Pediatría sugiere lo siguiente para pacientes pediátricos.
  • De 6 a 16 años. Se recomienda 0,7 mg por kilogramo al día y un máximo 50 mg diario hasta conseguir el efecto deseado, con un máximo de 1,4 mg por kilogramo al día o 100 mg al día. Se administran por vía oral, una vez al día o cada 12 horas.
  • Mayores de 17 años. Se administran 50 mg al día hasta alcanzar buenos resultados.

¿Son el losartán y el losartán potásico lo mismo?

Muchas veces los medicamentos suelen estar acompañados de una sal para favorecer su absorción, el losartán se acompaña de potasio. De modo que sí, es lo mismo losartán que losartán potásico.

Los formatos que llevan potasio complementan lo que se pierde en personas que además toman para el control de la tensión algunos diuréticos, los cuales producen aumento de la eliminación renal de potasio.

Precauciones y efectos secundarios del losartán

Este medicamento está contraindicado en casos de hipersensibilidad al fármaco y estenosis de la arteria renal.

Por otro lado, a menos que un especialista de la salud lo prescriba, no debe administrarse losartán a pacientes que presenten deshidratación grave o en las etapas de embarazo y lactancia. Además, debe usarse con precaución en pacientes con volumen plasmático reducido o con disfunción hepática grave.

Algo importante a considerar es que los analgésicos antiinflamatorios reducen el efecto antihipertensivo de este medicamento.

Aunque aporta muchos beneficios para la salud, el consumo de losartán puede ocasionar algunas reacciones adversas, tales como:

  • Cefalea
  • Diarrea
  • Fatiga
  • Congestión nasal
  • Vértigo
  • Infección respiratoria
  • Tos seca
  • Insomnio
  • Dolor muscular

El potente mecanismo de acción del losartán ha demostrado su efectividad para mejorar las condiciones de pacientes hipertensos, diabéticos y con problemas cardíacos.

Carlos José Belmonte Lópezhttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11rcl91syn
Licenciado en farmacia por la Universidad CEU San Pablo y Máster en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Doctorado y comprometido con la Salud Humana

Artículos similares

Comentarios

Publicidadspot_img

Instagram

Populares