Minoxidil: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

4.7/5 - (15 votos)

Para el año 2020, la Organización Panamericana de la Salud señaló que al menos el 30% de la población mundial sufre de hipertensión. Y esa cantidad podría ir en aumento. Afortunadamente, durante varias décadas se han descubierto productos que ayudan a controlar esta enfermedad. Entre ellos podemos mencionar el minoxidil.

Conocer los detalles de este fármaco seguro permitirá usarlo de la mejor manera. Y solo así se obtendrán los resultados deseados.

Minoxidil
Minoxidil

¿Qué es el Minoxidil?

  • Fórmula: C9H15N5O
  • Metabolismo: Hepático
  • Vida media: 4.2 horas
  • Estado legal: Aprobado para uso tópico
  • Peso mol.: 209.251 g/mol
  • Cat. embarazo: C
  • Excreción: Renal

El minoxidil es un producto farmacéutico que actúa como vasodilatador. Eso quiere decir que contribuye a la buena circulación de la sangre. Aunque fue descubierto en el año 1950, no fue sino 29 años después que la Food and Drug Administration (FDA) aprobó su uso como fármaco.

Durante esos 29 años de investigación se pudo conocer a fondo este compuesto químico. Por ejemplo, en un principio se llegó a creer que podía curar las úlceras. Pero después de varios años de investigación eso se descartó por completo. Pero, al mismo tiempo, se pudo observar que cumplía muy bien la función de vasodilatador.

Para la década de los 60 las investigaciones se concentraron en esa área, obteniendo excelentes resultados. Este compuesto también ha demostrado ser un excelente aliado contra la alopecia. Esto también se descubrió mientras se evaluaba su capacidad para contrarrestar la hipertensión.

El minoxidil contiene Carbono, Nitrógeno, Hidrógeno y Oxígeno. El periodo de duración está promediado en menos de 4 horas y media. Pero, como señalan los médicos expertos en su uso, los efectos que causa podrían durar todo un día o incluso más tiempo. 

Usos del minoxidil

Luego de descubrir y comprobar que realmente eran más los beneficios que las reacciones adversas en el organismo, se aprobó el uso del minoxidil. El único uso que hasta ahora se acepta como seguro es en el campo de la medicina. Ya sea para hacer frente a la tensión alta o alopecia.

Para la hipertensión

Seis doctores de destacada trayectoria en diferentes hospitales de Colombia publicaron un estudio sobre el Minoxidil En El Tratamiento De La Hipertensión Arterial Severa Y Refractaria, donde señalaron que el minoxidil resulta muy beneficioso para regular la hipertensión. Además, reconocieron que hay varios efectos negativos relacionados directamente con el uso de este compuesto. 

Sin embargo, al contrastar los resultados positivos y los negativos, llegaron a la conclusión de que es el mejor tratamiento a seguir para controlar la hipertensión. De un total de 54 pacientes que participaron en la evaluación, en 42 de ellos se observó una disminución considerable en la tensión.

Tal como se destaca en este estudio médico, el tratamiento con minoxidil, por lo general, irá acompañado de otros medicamentos. Después de hacer la evaluación correspondiente, el médico determinará la cantidad y la forma de ingerir las tabletas de este fármaco.

Para eliminar la alopecia

Mayo Clinic destaca en su página oficial que la caída del cabello; cuando se debe a causas genéticas, se puede controlar e incluso eliminar en un periodo de un año. También hace una diferenciación entre el tratamiento a seguir por hombres y mujeres.

En el caso de los hombres pueden hacer uso del minoxidil dos veces al día. No así en el caso de las mujeres, quienes solo pueden hacerlo una vez cada 24 horas. 

Como cada persona es diferente y las causas de la alopecia también, la clínica recomienda que, una vez transcurridos 6 meses de tratamiento, se visite a un experto en el tema para que determine si los resultados hasta el momento son positivos. 

Para tratar esta enfermedad, el minoxidil viene en diferentes presentaciones: líquida, espuma y loción. Debe tenerse especial cuidado para no exceder el uso sugerido por el médico tratante.

Precauciones al usar minoxidil

Es necesario conocer a cabalidad las precauciones que deben tenerse al usar el minoxidil. Esto permitirá que no se padezcan efectos secundarios, más allá de los comunes. Podemos señalar algunas de las recomendaciones dadas por los médicos especialistas.

  • En uso tópico, no combinar medicamentos. La unión de varios medicamentos, podría aumentar exponencialmente su efecto.
  • Si hay heridas en la zona, consultar al médico. Antes de usarlo, el médico debe examinar bien la herida. La idea es que no se absorba más de la cantidad adecuada del producto.
  • Lavarse bien las manos. Como entre sus efectos está el crecimiento del cabello, es necesario lavar bien las manos luego de entrar en contacto con él.
  • Evitar contacto con nariz y ojos. Esto debido a su fuerte efecto. En caso de suceder, debe lavarse enseguida la zona afectada con mucha agua. Es recomendable también acudir al médico.
  • Proteger el área del cuerpo. El sol podría afectar de manera significativa la zona donde se aplicó. Por eso, en caso de salir al aire libre, la zona debe estar bien cubierta.
  • Uso seguro. Siempre deben seguirse las recomendaciones del doctor. Especialmente en la cantidad a usar.

Contraindicaciones y efectos secundarios del minoxidil

Aunque los beneficios por usar minoxidil son muchos, es necesario también conocer los efectos secundarios a los que habrá que hacer frente mientras se utilice. 

  • Resequedad. Este compuesto contiene alcohol etílico, es por esa razón que causa esta sensación en la piel e incluso podría irritarla.
  • Aumento de ritmo cardiaco. Pudiera ser de manera considerable, aunque solo durante episodios breves.
  • Malestar general. Causa mareos, vómitos, respiración entrecortada y síntomas similares. En los casos más graves, pueden sufrir desmayos.
  • Dolores. Tanto en la cabeza como en los senos.

Aunque todos estos síntomas son desagradables, son muy comunes al usar minoxidil. De todas maneras, es necesario mantener al médico al tanto de los efectos secundarios que se presenten. En el caso de los siguientes grupos, no deben usar este fármaco.

  • Embarazadas. No se recomienda, aunque un médico puede determinar en casos muy específicos que sí.
  • Niños y jóvenes. Su uso está prohibido porque se desconocen los efectos negativos que pudieran aparecer.
  • Ancianos. No se recomienda su uso, porque los efectos pueden ser más fuertes de lo que pueden tolerar.

Si un médico receta minoxidil y se siguen sus recomendaciones, los resultados serán muy positivos ante la alopecia o hipertensión.

Carlos José Belmonte Lópezhttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11rcl91syn
Licenciado en farmacia por la Universidad CEU San Pablo y Máster en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Doctorado y comprometido con la Salud Humana

Artículos similares

Comentarios

Publicidadspot_img

Instagram

Populares