Paracetamol: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

4.8/5 - (29 votos)

Ante la presencia de dolores, sea cual sea su origen, se acude a los analgésicos a fin de disminuir su intensidad y duración. Gracias a estos medicamentos se puede hallar mucho alivio en poco tiempo. Entre los más conocidos encontramos el paracetamol. 

En este artículo comentaremos todo lo relacionado con este, ampliamente reconocido y usado, fármaco. 

Paracetamol
Paracetamol

¿Qué es el paracetamol?

  • Fórmula: C8H9NO2
  • Masa molar: 151,163 g/mol
  • Vida media: 1-4 h
  • Metabolismo: 90-95 % Hepático
  • N-(4-hidroxifenil) acetamida N-(4-hidroxifenil) etanamida: N-(4-hidroxifenil) acetamida; N-(4-hidroxifenil) etanamida
  • P. de fusión: 169 °C (336 °F)
  • Denominación de la IUPAC: N-(4-hydroxyphenyl)acetamide, N-(4-hydroxyphenyl)ethanamide

El paracetamol, también llamado acetaminofén, resulta de la combinación de hidrógeno, carbono, oxígeno y nitrógeno. Este compuesto químico fue descubierto en la década de 1870. Gracias a su efecto analgésico y antipirético, se encuentra entre los medicamentos más usados en todo el mundo.

De hecho, la OMS lo incluye en la lista de los fármacos esenciales para cualquier sistema de salud. Es un compuesto de bajo costo y que además, es muy fácil de conseguir porque no requiere prescripción médica.

El descubrimiento de este fármaco supuso un gran avance en la medicina, especialmente en el tema de los analgésicos. Ahora bien, la American Society of Health System Pharmacists reconoce que solo es recomendado para dolores de intensidad leve o moderada.

Usos del paracetamol

Tanto en su presentación concentrada, como siendo parte de otros medicamentos, el paracetamol está presente en más de 200 fármacos. Se fabrica en diferentes presentaciones, como tabletas, jarabes, enemas y muchos más. 

Dependiendo la edad y el peso del paciente, se elegirá la presentación más conveniente. Puede administrarse a recién nacidos o personas adultas. Por supuesto, la dosis variará considerablemente. El doctor Enrique Hernández Cortes, director de la Revista Anestesia de México y la Asociación Española de Pediatría concuerdan en las siguientes cantidades. 

  • Recién nacidos. Solo es permitido un máximo de 15 mg diarios por cada kilogramo.
  • Menores de 10 años. Máximo de 60 mg repartidos en diferentes dosis al día.
  • Mayores de 10 años. Máximo de 4 gramos al día. Esta es la cantidad que también pueden consumir las personas adultas.

Beneficios del paracetamol

Este fármaco, ha sido usado desde hace más de 100 años con la finalidad de aliviar los síntomas del malestar general. Va dirigido principalmente a disminuir o eliminar dolores y fiebre.

Elimina los dolores

El Colegio Estadounidense de Reumatología aprueba el uso de paracetamol para hacer frente al dolor. Ya sea en la cadera, articulaciones u otros, el paracetamol tiene propiedades analgésicas que disminuyen considerablemente la presencia de cualquier dolor

El Colegio Estadounidense de Médicos también apoya el uso de paracetamol para aliviar el dolor. Y esa opinión es respaldada por la gran mayoría de los profesionales de la salud. Sin embargo, todos también concuerdan en que no resulta tan eficaz si se trata de dolores de gran intensidad.

Disminuye la fiebre

La efectividad del paracetamol ante la fiebre también es apoyada por los especialistas de la salud. Pero, en el caso de los niños, debe administrarse si la temperatura del infante supera los 38 grados y medio. En otras palabras, solo en caso de extrema urgencia. Así lo ratificó la Organización Mundial de la Salud.

Precauciones al usar paracetamol

Aunque es un fármaco que puede obtenerse sin prescripción médica, es necesario tomar en cuenta las recomendaciones emitidas por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. 

  • Consumo de alcohol. Si se consume alcohol y paracetamol al mismo tiempo, se puede afectar gravemente el hígado. Lo mejor es no ingerir bebidas alcohólicas durante el tratamiento.
  • Duración del tratamiento. El uso prolongado puede acarrear daños al organismo, sobre todo si el paciente sufre problemas renales.
  • Si el malestar persiste. Si luego de ingerir paracetamol el malestar continúa, es mejor acudir al médico.
  • Dosis. La cantidad a consumir puede variar, pero nunca debe exceder los 4 mg por día. A menos que el médico así lo indique y eso puede ocurrir solo en casos muy aislados.
  • Combinación con otros medicamentos. En la mayoría de los casos no hay problema, pero es mejor consultar al médico antes de consumirlos. 
  • Medicamentos con paracetamol. Debe investigarse los componentes de cualquier otro medicamento que se esté consumiendo. Si contiene paracetamol, el médico determinará la dosis a ingerir para no exceder el máximo permitido.
  • Pacientes con anemia. Si es el caso, la dosis debe ser administrada como última opción. Existe el riesgo de padecer alteración en la condición de la sangre.

Efectos secundarios del paracetamol

El paracetamol es un fármaco de eficacia comprobada. Tanto la fiebre como el dolor disminuyen con su uso. Pero, también causa algunos efectos secundarios. Entre ellos, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios destaca los siguientes.

  • Malestar general. Puede venir acompañado de náuseas y vómitos.
  • Disminución de plaquetas. Es una de las afecciones más recurrentes al usarlo. Debe tenerse especial cuidado de no sufrir heridas durante su uso.
  • Problemas en la piel. En algunos casos, se han presentado reacciones alérgicas con erupciones en la piel.
  • Daños renales. Esto ocurre especialmente en pacientes que ya presentaban esta afección. Es decir, el paracetamol puede aumentar su efecto.

Si después de consumir paracetamol se evidencian algunos de estos síntomas, es muy importante hacérselos saber al médico. Él podrá determinar si se trata de efectos secundarios leves o si, por el contrario, debe suspenderse el uso del fármaco.

Contraindicaciones del paracetamol

Aunque puede ser de gran ayuda para contrarrestar el dolor y la fiebre, es muy importante evaluar si los beneficios son mayores a los riesgos. Es por tal razón que el paracetamol está contraindicado para los siguientes grupos de personas.

  • Embarazadas. A menos que el doctor así lo indique, no se debe consumir paracetamol durante este periodo. En caso de hacerlo, solo será por un periodo breve. El especialista en salud determinará el tratamiento a seguir.
  • Personas con insuficiencia hepática. El cuerpo metaboliza el paracetamol. Para los pacientes con este padecimiento sería casi imposible hacerlo. Por eso se prohíbe su uso.
  • Personas alérgicas a sus componentes. No debe administrarse este medicamento por ningún motivo. Es necesario buscar alternativas.

Desde su descubrimiento, el paracetamol ha sido de gran ayuda. Siempre es importante seguir las recomendaciones del fabricante y los médicos para sacarle el mayor provecho.

German Fuertes Oterohttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11p5t5jsss
CEO en PharmaSalud.net. Licenciado en medicina por la Stanford Medicine: Stanford, California, US, Máster en University of Cambridge: Cambridge, Cambridgeshire, GB y University of Oxford: Oxford, Oxfordshire, GB. Doctorado en Harvard University Harvard Catalyst: Cambridge, MA, US

Artículos similares

Comentarios

Publicidadspot_img

Instagram

Populares