Piroxicam: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

4.7/5 - (32 votos)

Debido a la gran cantidad de afecciones presentes en el mundo, los medicamentos se han convertido en parte esencial de nuestro día a día. Gracias a ellos, es posible tener una mejor calidad de vida. Por ejemplo, para tratar y aliviar los dolores de las articulaciones ante enfermedades como la artritis, se administra piroxicam. 

En este artículo veremos de qué se trata este fármaco así como los riesgos y beneficios de usarlo. Por último, resaltaremos quienes no deben hacer uso de él. 

Piroxicam
Piroxicam Fórmula

¿Qué es el Piroxicam?

  • Fórmula: C15H13N3O4S
  • Masa molar: 331,348 g/mol
  • Número CAS: 36322-90-4
  • Vida media: 30 a 86 horas
  • Metabolismo: Del 4 al 10% renal
  • Peso mol.: 331,348 g/mol
  • Cat. embarazo: C

Piroxicam es un antiinflamatorio. Es libre de esteroides, lo cual resulta en un impacto menor para el organismo. Es un compuesto químico que combina carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, oxígeno y azufre. Su duración luego de ingresar al cuerpo es de un máximo de 86 horas.

Al ingerirlo, detiene el proceso de la ciclooxigenasa. Esto permite que la hinchazón presente pueda disminuir y, al mismo tiempo, que el dolor desaparezca. El mecanismo que origina el consumo de piroxicam fue descubierto en 1971.

Uso del Piroxicam

El uso de este medicamento solo debe realizarse bajo vigilancia médica. La dosis máxima recomendada por día es de 20 mg por día. El médico tratante debe evaluar la condición del paciente para determinar la dosis a ingerir.

El piroxicam se fabrica en forma de pastillas o tabletas. Pueden ingerirse acompañadas con un poco de agua. Como punto importante, el doctor debe asegurarse, luego de un periodo prudencial, que la dosis que está consumiendo es la recetada por él.

Debido a los efectos que causa en el cuerpo, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios señala la necesidad de solo administrar la dosis mínima en cada paciente. Esa cantidad dependerá de la condición de salud del mismo. En otras palabras, debe equilibrarse la dosis administrada de piroxicam con el efecto analgésico del mismo.

La revista médica de Costa Rica presentó el estudio sobre el uso de piroxicam en desordenes músculo esqueléticos, con resultados muy favorables en al menos 96% de los pacientes.

Otro estudio comparativo entre piroxicam, naproxeno e ibuprofeno, realizado por el Comité de Seguridad de Medicamentos de Uso Humano en España, determinó que los 3 fármacos son igual de eficaces, sin que haya diferencias significativas en el uso de uno u otro.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos señala que, el piroxicam, no cura la artritis ni la artrosis, únicamente disminuye el dolor causado por estas. Eso quiere decir que probablemente deba seguir otro tratamiento para mejorar esa condición.

Precauciones al usar piroxicam

Deben tomarse en cuenta otros riesgos relacionados con el consumo de piroxicam, estos son señalados por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Combinación con otros fármacos

Es posible que, debido a la posibilidad de sufrir afecciones estomacales por consumir piroxicam, el médico también prescriba otros medicamentos, como protectores gástricos. En ese caso, es de vital importancia cuidar de consumir ambos durante todo el tratamiento.

De igual manera, si se está utilizando otro medicamento, el doctor debe evaluar si se pueden seguir usando al mismo tiempo.

Alergias

Si en el pasado ha presentado alergias al usar medicamentos antiinflamatorios, es necesario que el médico esté al tanto. A fin de estar seguros de que no habrá reacciones alérgicas graves, debe investigarse a fondo los componentes del piroxicam. Si el tratamiento incluirá otros fármacos, también debe indagarse sobre su contenido.

Condición del hígado y riñón

Tanto el hígado como el riñón participan activamente en la eliminación de los restantes de cualquier fármaco. Sin embargo, debido a afecciones en estos órganos del cuerpo, algunas personas son incapaces de realizar ese proceso.

Es por tal razón que debe informarse al médico sobre cualquier padecimiento relacionado con estos órganos. De esa forma, tomando en cuenta la gravedad de la afección, el médico determinará si es adecuado usar piroxicam o debe sustituirse por otro antiinflamatorio. 

Duración del tratamiento

Una de las principales razones por las que se sufren daños severos al consumir piroxicam, es por exceder la duración del tratamiento. Es necesario seguir al pie de la letra la prescripción médica en este punto. La duración del tratamiento debe ser la mínima requerida para disminuir el dolor.

Edad del paciente

En el caso de las personas adultas, no existe ningún problema grave al consumir piroxicam. Sin embargo, quienes tienen más de 70 años han de ejercer especial cuidado en el uso de este medicamento. Solo deben hacerlo bajo estricta vigilancia médica.

Efectos secundarios del piroxicam

Quienes tienen prescrito piroxicam pueden experimentar algunos síntomas debido a su consumo. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios destaca los siguientes.

  • Alteración en la sangre. La cantidad de glóbulos rojos y blancos puede disminuir considerablemente. Lo mismo puede ocurrir con las plaquetas.
  • Inapetencia. Esto puede extenderse durante todo el tiempo que dure el tratamiento.
  • Malestar general. Incluye mareos, vértigo y vómitos.
  • Dolores. Especialmente en la cabeza.
  • Daño en la piel. Puede haber erupción en la piel o ardor de intensidad considerable. También puede adoptar un color amarillento.
  • Afección de la vista. Esta puede tornarse borrosa, aunque solo por periodos breves. También se puede irritar esta zona del cuerpo.
  • Disminución de peso. Aunque se trata de un efecto poco común, algunas personas pierden peso durante el tratamiento.

La recomendación médica es que, ante la presencia de alguno de estos síntomas, se acuda al especialista en salud más cercano.

Contraindicaciones del piroxicam

El piroxicam, debido a los altos riesgos que conlleva su consumo, está contraindicado para los siguientes grupos de personas.

  • Hipersensibles al piroxicam. Esto incluye a cualquier persona que sea alérgica a los AINE.
  • Personas con problemas renales. No es adecuado pues se mantendrá un exceso dentro del organismo.
  • Embarazadas. Debido al daño que puede causar al feto, es mejor no ingerirlo. De igual manera, durante el periodo de lactancia, no debe consumirse piroxicam.
  • Niños. Su uso en menores de edad está prohibido.

El piroxicam es un excelente ayudante para eliminar el dolor. Siguiendo las instrucciones de los especialistas en salud, se puede hallar el alivio buscado.

German Fuertes Oterohttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11p5t5jsss
CEO en PharmaSalud.net. Licenciado en medicina por la Stanford Medicine: Stanford, California, US, Máster en University of Cambridge: Cambridge, Cambridgeshire, GB y University of Oxford: Oxford, Oxfordshire, GB. Doctorado en Harvard University Harvard Catalyst: Cambridge, MA, US

Artículos similares

Comentarios

Publicidadspot_img

Instagram

Populares