Sildenafil: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

4.8/5 - (26 votos)

Muchas de las afecciones del cuerpo humano tienen un factor en común: la mala circulación de la sangre. Todas ellas pueden tratarse hoy día, gracias a los avances en la medicina. Un excelente medicamento para lograrlo con éxito, en el caso de algunas de ellas, es el sildenafil. 

En este artículo veremos todo lo relacionado con él. Veremos de qué se trata exactamente, cómo afecta la salud de quien lo usa y cuáles son los riesgos que conlleva.

sildenafil
sildenafil

¿Qué es sildenafil?

  • Fórmula: C22H30N6O4S
  • Nombre comercial: Viagra
  • Vida media: de 3 a 4 horas dependiendo el metabolismo
  • Estado legal: ℞-Receta requerida
  • Metabolismo: hepático (principalmente CYP3A4, también CYP2C9)
  • Peso mol.: base: 474.6 g/mol
  • Excreción: Fecal (80%) y renal (en torno al 13%)

El sildenafil también llamado viagra o revattio, es un fármaco inhibidor de la fosfodiesterasa. Tras años de estudio, científicos británicos descubrieron y comprobaron su eficacia en el campo de la medicina. Gracias a ello, la empresa farmacéutica Pfizer la produjo para luego comercializar el fármaco.

Para el año 1996 fue aprobada por la Food and Drug Administration. En grandes cantidades, este fármaco va directamente al sistema nervioso parasimpático, libera óxido nítrico en el miembro reproductor masculino. Después de todo el proceso, hay un aumento de la cantidad de sangre en esta zona del cuerpo lo cual contribuye a la erección.

Aunque durante varios años hubo juicios y problemas legales sobre la patente de este producto, así como de la identidad de su creador, se atribuye su descubrimiento al doctor Robert F. Furchgoott, médico estadounidense nacido el 4 de junio de 1916, Charleston, Carolina del Sur, Estados Unidos. El mismo fue galardonado con el premio nobel en las ramas de Fisiología y Medicina.

¿Cómo se usa sildenafil?

La presentación de sildenafil es en cápsulas, de mayor o menor concentración dependiendo el uso que se le quiera dar. Además, existen muchos medicamentos que usan sildenafil como principio activo.

Para disfunción sexual

En caso de usarlo para contrarrestar la disfunción eréctil, la dosis recomendada es de 50 mg mínimo y 100 máximo por día. Además, es necesaria la supervisión médica. Para tener un mejor efecto, los expertos señalan que puede ingerirse hasta 4 horas antes del acto sexual.

La Revista Médica de Chile publicó los resultados de una evaluación médica sobre el uso de sildenafil. Menos del 10% de los participantes dijo que el tratamiento era regular, pero el restante lo calificó como bueno o excelente. En dicho estudio participaron 138 hombres. 

Para relajar el sistema cardiovascular

La dosis recomendada para contrarrestar la hipertensión pulmonar es de 20 mg cada 8 horas. Como se trata de una dosis mucho menor que la indicada para la disfunción sexual, el efecto de este fármaco irá específicamente a la parte izquierda del corazón. No se verá afectado ningún otro órgano del cuerpo.

En el caso del corazón, disminuye la presión arterial. De esa forma se alivia el trabajo de esta zona del cuerpo y, al mismo tiempo, se previene alguna falla del sistema cardiovascular.

Para evitar edema pulmonar

En el caso de algunas personas, tras estar durante mucho tiempo en alturas considerables, pueden aparecer edemas en los pulmones. Para evitarlo se le administra sildenafil. Pero, como reconocen los expertos en medicina, aún se requieren más estudios para determinar si el beneficio es mayor al riesgo de su uso.

¿Qué precauciones deben tomarse al usar sildenafil?

Como se trata de un fármaco de gran efecto en el organismo, es necesario tener presente varias precauciones al usarlo. Las mismas son mencionadas por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

  • Reacción alérgica. Es necesario que el médico sepa si ha presentado reacciones alérgicas ante sildenafil u otro de sus componentes.
  • Conocer todos los ingredientes. Para un mejor cuidado, debe investigarse cada uno de los elementos contenidos en la cápsula.
  • Interacción con otros medicamentos. El médico debe saber si en días recientes ha ingerido algún otro fármaco, especialmente si contienen nitrato. Así se evitará combinaciones nocivas.
  • Evitar drogas. Es aplicable la misma recomendación que en el punto anterior. Combinar el consumo con sustancias controladas puede tener resultados potencialmente negativos.
  • Problemas cardiacos. En caso de requerir intervención quirúrgica, debe ponerse al tanto a los doctores sobre el consumo de esta medicina.

En el caso de las mujeres que hacen uso de este fármaco para relajar el sistema cardiovascular, deben suspender el uso del mismo si sospechan de embarazo.

Efectos secundarios de sildenafil

El sildenafil puede producir una gran cantidad de efectos secundarios. La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos señala los siguientes.

  • Dolor. Este puede presentarse en diferentes lugares de la cabeza de manera intermitente. También en varios músculos del cuerpo.
  • Problemas estomacales. Sensación de acidez.
  • Insomnio. No solo se dificulta quedarse dormido, sino también permanecer en ese estado por varias horas.
  • Visión alterada. Es posible que durante uno o varios días, la persona no logre diferenciar entre el azul y el verde. También se experimentan dificultades ante la presencia de mucha luz. En casos muy graves, algunas personas han perdido la visión momentáneamente.
  • Problemas auditivos. Algunas personas que consumieron sildenafil, experimentaron pérdida auditiva por largos periodos.
  • Problemas respiratorios. Se dificulta la respiración y por lo general viene acompañado con un fuerte dolor en el pecho.
  • Otros síntomas. Además, pueden sufrir de mareos, vómitos y hasta pérdida de las fuerzas.

Contraindicaciones de sildenafil

Cualquier persona que ingiera sildenafil y presente algunos de los síntomas ya mencionados debe acudir al médico enseguida. También ha de tomarse en cuenta que existe prohibición a usar este medicamento en los siguientes grupos de personas.

  • Embarazadas. Aunque la dosis en el caso de ellas es pequeña, es mejor suspender su uso hasta después del parto y lactancia.
  • Personas que consumen óxido nítrico. Este compuesto, presente en muchos medicamentos, resulta en efectos dañinos para la salud al combinarlo con sildenafil.
  • Quienes presentan riesgo cardiovascular. Si por hacer esfuerzos físicos se corre el riesgo de padecer un infarto, se desaconseja administrar este medicamento.
  • Personas con problemas de hígado. Si el cuerpo no puede eliminar de manera natural el resto del producto, no debe consumirse.
  • Personas con desórdenes de fosfodiesterasa. Si hay alteraciones de este tipo, es mejor no usar el medicamento.

El uso de sildenafil ha traído muchos beneficios a millones de personas. Solo se requiere seguir las recomendaciones médicas para hacer uso de él de manera eficaz.

Carlos José Belmonte Lópezhttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11rcl91syn
Licenciado en farmacia por la Universidad CEU San Pablo y Máster en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. Doctorado y comprometido con la Salud Humana

Artículos similares

Comentarios

Publicidadspot_img

Instagram

Populares