¿Qué son las proteínas? Tipos, funciones y beneficios

5/5 - (2 votes)

El funcionamiento óptimo del cuerpo humano depende en su totalidad de millones de elementos. Algunos de estos se unen a otros a fin de crear nuevos componentes. Todo ese increíble, y complejo, proceso permite mantenernos con vida. Entre estos mecanismos destacan los realizados por las proteínas.

¿Qué son las proteínas? ¿Cuáles tipos de proteínas tenemos en el cuerpo? ¿Cómo influyen estas en su funcionamiento? Veamos enseguida las respuestas.

¿Qué son las proteínas?

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos da una excelente definición de las proteínas. Dice que son moléculas de tamaño considerable. También participan en una gran cantidad de funciones dentro del organismo. Por ejemplo, ayudar a la formación y función de varios órganos del cuerpo, sea que se trate de una célula o del tejido de un órgano principal.

Las proteínas están conformadas por aminoácidos. Estos se unen, en algunos casos hasta 20 diferentes, para formar nuevas. La formación, los componentes que intervendrán y el tamaño que alcanzarán, dependerá de la información del ADN. Todo ese proceso tan complejo está ya prediseñado en la información genética.

Tipos de proteínas

Como no existe una manera clara de catalogar a las proteínas, estas se pueden dividir en diferentes grupos siguiendo distintos parámetros. El farmacéutico Alfredo Carpintero, graduado de la Universidad de Cataluña, revela cuáles son algunos.

De acuerdo a la forma

Si tomamos en cuenta su forma, se clasifican en dos grupos: fibrosas y globulares. En el caso de las fibrosas, ayudan a sostener al cuerpo a nivel estructural, al menos la mayoría de ellas. Además, no se pueden disolver con facilidad en agua. 

Por otra parte, las globulares sí son solubles en agua. Entre estas resaltan las diferentes enzimas, los anticuerpos y las que se encargan del transporte, como la hemoglobina. Adicionalmente, es importante saber que algunas proteínas pueden tener un poco de ambos grupos, por eso son llamadas mixtas. Gracias a su composición, se facilita su función.

Por su solubilidad

Al catalogarlas por solubilidad hallamos dos grupos de proteínas: las integrales de membrana y las que no poseen orden en sí mismas. En el caso del primer grupo, se mantienen adheridas a una secuencia específica de hidrofóbicos. 

En el segundo grupo, las proteínas tienen una gran flexibilidad en su composición. Esto permite que puedan efectuar diferentes actividades en poco tiempo. Las proteínas ribosomales son un excelente ejemplo de esto.

Composición química 

También se podrían catalogar por su composición química. Estas pueden ser simples, como la insulina o el colágeno. El segundo grupo, más amplio, serían las conjugadas. Entre estas encontramos mioglobina. 

Funciones de las proteínas

Las proteínas deben desempeñar una gran variedad de funciones dentro del organismo. Mayo Clinic revela cuáles son las más comunes. 

  • Catálisis. Es un proceso que permite, a través de reacciones químicas, realizar una labor de forma rápida. Por ejemplo, la pepsina degrada los alimentos en el sistema digestivo.
  • Reguladoras. Ayudan a mantener una condición interna estable. Tenemos como ejemplo la insulina, la cual regula la cantidad de azúcar presente en la sangre.
  • Estructural. Algunas sirven para mantener todas las partes del cuerpo unidas, sobre todo la estructura ósea. La colágena, por ejemplo, ayuda a la unión de las articulaciones.
  • Defensiva. Cuidan al cuerpo ante ataques de elementos dañinos. Entre estas resaltan la inmunoglobulina, la queratina y la protrombina.
  • Transporte. Son las encargadas de llevar elementos necesarios de un sitio a otro. El mejor ejemplo lo tenemos en la hemoglobina, que lleva oxígeno a todo el cuerpo.
  • Receptoras. Cumplen una de las funciones más complejas. Reciben una señal y actúan de inmediato para proteger al cuerpo. Esto ocurre, por ejemplo, en la contracción muscular.
  • Motoras. Su función es hacer que otros elementos del cuerpo funcionen. Entre ellas está la miosina, la cual da la señal para que los músculos se contraigan.
  • Reserva. Algunas proteínas tienen la función de almacenar nutrientes para ser usados posteriormente. Por ejemplo, la ferritina guarda el hierro.

Beneficios de las proteínas

Al revisar las funciones que cumplen las proteínas en el cuerpo, es fácil entender por qué son tan importantes. Los expertos en nutrición señalan que la dosis a ingerir dependerá del peso de cada persona. Por cada kilogramo una persona debe consumir 0,85 g diarios. Pero, al llegar a la edad avanzada, esa cantidad debe aumentar a 1,02 g. Así se obtendrán los siguientes beneficios.

  • Tejidos del cuerpo. Ayudan a mantenerlos en buenas condiciones. Incluso cuando se rompen o quiebran, ayudan a su regeneración.
  • Ayudan al peso corporal. Como las proteínas brindan la sensación de saciado, es más fácil limitar el consumo de calorías. Así se logra bajar de peso o mantenerse en el ideal.
  • Elimina los desechos. Gracias a las proteínas, el cuerpo no solo aprovecha mejor los nutrientes, sino que también elimina todo lo que no le sirve más rápido.

Un estudio sobre los efectos de los suplementos de proteína y aminoácidos de cadena ramificada en entrenamiento de fuerza: revisión bibliográfica, determinó que las proteínas podrían tener un efecto positivo en el aumento del rendimiento y la masa muscular, aunque reconoce que se requieren más evaluaciones.

Riesgos en el consumo de proteínas

Como recalca la Clínica Universidad de Navarra, la falta de consumo de proteínas afecta al organismo. Pero, también la ingesta en exceso puede ser perjudicial. Es necesario hallar el equilibrio. Por eso, hace falta conocer el peso de cada persona. Luego se podrá determinar la dosis adecuada. 

Las proteínas en exceso podrían causar problemas serios. Entre estos encontramos la obesidad. No se trata únicamente del aumento de peso, sino los consecuentes riesgos para la salud que esto supone. Muchas de las enfermedades cardiovasculares están asociadas a la obesidad.

Además, órganos como los riñones o el hígado también se ven obligados a trabajar más de lo debido, haciendo que su funcionamiento se vea afectado. Esto puede deteriorarlos al punto de sufrir otras afecciones, como los padecimientos renales.

Si se consume de manera adecuada, las proteínas producen muchos beneficios. En caso de alguna duda, es mejor consultar con un médico especialista.

German Fuertes Otero
German Fuertes Oterohttps://www.google.com/search?kgmid=/g/11p5t5jsss
CEO en PharmaSalud.net. Licenciado en medicina por la Stanford Medicine: Stanford, California, US, Máster en University of Cambridge: Cambridge, Cambridgeshire, GB y University of Oxford: Oxford, Oxfordshire, GB. Doctorado en Harvard University Harvard Catalyst: Cambridge, MA, US

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios y la información contenida en PharmaSalud esté redactada por profesionales en medicina, recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.

Artículos similares
Comentarios
Publicidadspot_img
Otros Artículos Populares